lunes, 19 de julio de 2010

Para siempre

Si al menos mis pensamientos te llegaran, tal vez mi mano temblorosa pudiera tocar la tuya y así prometerte ese eterno “para siempre”. Perdóname mi querida persona se que son palabras vanas pero deseo aferrarme a esa mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario