lunes, 19 de julio de 2010

Para Orfeo

¿Solo eres una ilusión mi querido Orfeo?
Sigo tu camino desesperadamente
Pero solo caminas dejándome atrás,
Intento calmar la congoja de tu canto
Gritando tú nombre en un frenesí eterno,
No escuchas, No vez, No hablas, No sientes,
La ilusión desaparece
y yo me convierto en tú arpa.

¿Por qué me haces esto?
Me has matado nuevamente,
Tú dolor me lastima mi amado,
Tu voz ya no produce música
Solo sufrimiento,
Debes morir pequeño cobarde,
Regresa conmigo al hades
Y canta de nuevo tu hermoso dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario