sábado, 25 de septiembre de 2010

Lejanía

¿No has sentido temor de olvidar a las personas que alguna vez amaste? A pasado tanto tiempo que no he visto a familiares, que ahora me pregunto si los llegaré a reconocer cuando los vea nuevamente.

Tengo vagos recuerdo de mi infancia, en los cuales yo lloré por cosas insignificantes y reí alegremente como si no existiera ninguna aflicción. La época dorada, supongo que asi se puede llamar a aquellos tiempos, y me pregunto ¿dónde ha quedado todo eso?

Tal vez el pasado que comparten las personas termine uniéndolos, pero aun así la mayoría terminan como simples granos de arena, incapaces de distinguirse unos de otros.

Terminan siendo desconocidos.

martes, 21 de septiembre de 2010

Ilusión

Él corría frenéticamente en aquel bosque sombrío. “Ya no más” se repetía una y otra vez en su mente mientras sus pulmones se desgarraban. Podía oír esa risa enferma penetrando su alma, sus piernas temblaban por el terror que le producía aquella bestia que llamaba padre. Cayó al suelo interminable veces; sin fuerzas se encontraba, pero aún así, se levantaba nuevamente. Siguió adelante, luchando por una esperanza vana que tal vez no lograría alcanzar.

Un coche se oyó a la lejanía, era Él. La desesperación lo inundó, el coche se acercaba cada vez más al igual que su pánico. La luz se había extinguido por completo. Sus pies, destrozados por el suelo, se movían torpemente en la oscuridad del bosque.

Su mente atosigada no le permitía percibir aquel mortal silencio que corroía el paisaje. Unas manos toscas lo tomaron por la espalda, sus intentos de huir solo produjeron mas violencia hacía él. Humillado y maltratado quedó nuevamente. Una gélida sensación paso por su nuca; por fin todo acabaría― pensó él al saber lo que seguía. Un estruendoso ruido se oyó aquella noche en el bosque. Una bala atravesó sus entrañas junto con una satisfacción amarga, “Lo intenté, lo intenté…” pensó un millón de veces antes de que su vida se extinguiera.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Hace días quería escribir una reflexión sobre la vida, de cómo nos lamentamos infantilmente sobre las desdichas, aún cuando el mundo está lleno de cosas tan valiosas que no sabemos apreciar. Me sentía tan llena de energía que quería hacer todo para mejorar las cosas.

Mi felicidad inexplicable no duró mucho, al cabo de unos días vi todo a mi alrededor con colores tremendamente diferentes. No tengo nada ―pienso en estos momentos. Lo que creía que existía y que estaba ahí de apoyo, ahora lo veo como vagas ilusiones.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Perro sub-normal de tres cabezas para el 80 aniversario de la prepa ._.

Bueno el titulo lo dice todo xD
Y aqui en la manta de 1.5 metros que la profe hija de... su madre y su padre lo pidio @:

se ve mas gordo y feo D:






lunes, 13 de septiembre de 2010


El deseo de tocar algo inalcanzable ¿es un pecado?

Si lo obtuviese, tal vez yo podría... no... solo la auto destrucción me esperaría...