jueves, 30 de junio de 2011

¿Puede la lluvia arrastrar mi ser?

Deseando su contacto estoy, con la falsa y aterradora sensación que me lleve con ella. Las salpicaduras solo llegan a mis piernas, pues bajo un techo me encuentro aun cuando mi cuerpo entero desea estar bajo aquel torrencial capaz de limpiar por completo mi ser, pero al mismo tiempo capaz de terminarlo de hundir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario