sábado, 25 de junio de 2011

Cerré mis ojos intentando que la penumbra y el silencio controlaran mi anhelo, y sin siquiera enterarme caí en un vacío el cual era incapaz de percibir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario