domingo, 3 de abril de 2011

¿Sabes? Ahora tengo tantas preguntas.

¿Por qué si te era tan desagradable seguías a mi lado? ¿Acaso el poder de la rutina era tan fuerte? ¿Alguna vez me viste mas que como una amiga? ¿Llegaste a quererme aunque fuera solo un poco? ¿Realmente te soy tan desagradable? ... al menos… ¿Te duele no verme?¿me extrañas?

Me siento tan idiota con todas estas preguntas que esa vez no pude hacerte por el miedo que tenía, y me siento aun mas idiota sabiendo que tal vez siquiera piensas contestarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario