viernes, 8 de abril de 2011

Las dudas me acechan como si de un acosador se tratasen, no se que pensar o que decir. Quiero aclarar aquellos momentos, pero tal vez si quiera haya algo de que hablar. Tal vez lo mejor sea seguir adelante y cerrar la puerta que esta detrás de mi, pero aún sabiendo esto no soy capaz de hacerlo ¿acaso espero que tu la cierres? ¿o que entres a esta habitación a mi lado?

Aquellos “tal vez” son, en este momento, mis peores enemigos ya que el tiempo de dudar se ha agotado.

Anhelo pero a la vez temo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario