martes, 12 de abril de 2011

Mi personalidad segun Myers Briggs

INTP – Introversión Intuición Pensamiento Percepción

El INTP, racional e introvertido, no utiliza su capacidad de reflexión para organizar su propio ambiente, sino para analizarlo. Pone en orden las ideas y los datos, pero no las situaciones o las personas, salvo cuando está obligado. Apoyándose principalmente en el Pensamiento, suele adquirir un espíritu lógico, impersonal, crítico e imparcial; generalmente sólo se le convence mediante razones lógicas. Como es introvertido, centra más su pensamiento en los principios que subyacen en la realidad que en la realidad misma. Le es difícil pasar de las ideas a los detalles cotidianos y, por lo tanto, conduce su vida exterior recurriendo principalmente a su modo dominante de percibir, la Sensación (Intuición). Es tranquilo, reservado, curioso pero alejado. Se adapta bien hasta el momento en que se viola una de sus reglas de vida, en cuyo caso da prueba de firmeza.

Si no desarrolla su capacidad de percibir, tendrá sobre el mundo una visión o experiencia muy limitada. Su capacidad de reflexión no aportará verdaderamente gran cosa a los problemas de su entorno.

En el dominio de las ideas tiene conocimiento sobre aquello que desea, aunque socialmente sea más bien reservado (salvo con sus mejores amigos). Su problema específico es hacer comprender sus ideas. Queriendo enunciar la verdad exacta, suele formularla de una manera demasiado complicada para la mayoría de las personas. Si quisiera utilizar frases más simples (incluso cuando la argumentación le parezca demasiado evidente como para ser hecha), sus ideas serían mucho más ampliamente comprendidas y aceptadas.

El área de los sentimientos es la menos desarrollada en el INTP; no es capaz de darse cuenta de lo que afecta emocionalmente a alguien hasta que se le dice. Tiene que reconocer que la mayoría de las personas son efectivamente sensibles al hecho de ver apreciados sus méritos y de que se les considere con respecto a sus puntos de vista, y debería actuar en consecuencia. El INTP podría mejorar su vida profesional y su vida personal si se esforzara sólo un poco en dos cosas muy simples: decir una palabra de alabanza cuando sea merecida y enumerar los puntos de acuerdo con otro antes de abordar los puntos de desacuerdo.

El INTP ve las posibilidades; sólo da valor a los hechos cuando se relacionan con una teoría. Destaca en ciencias abstractas, en investigación, en matemáticas y en problemas complejos de ingeniería; cuando se orienta a campos no técnicos, se le ve sobresalir en la docencia, en los estudios económicos, en filosofía, en psicología, etc.

Es generalmente perspicaz, ingenioso, de espíritu vivaz, intelectualmente curioso y creativo ante los problemas. Se interesa más por la búsqueda de soluciones que por ponerlas en marcha, cosa que otros pueden hacer.

Tiene necesidad de confrontar sus ideas, incluso las más atrayentes, con los hechos y en los límites que éstos imponen, pues de otro modo se arriesga a dispersar su energía en la búsqueda de soluciones imposibles.

Se toma en serio sus relaciones personales y en ellas es fiel, sacrificado, servicial y se acomoda fácilmente; tiene tendencia a refugiarse en el mundo de los libros y a olvidar los rituales de la vida cotidiana.

http://www.bucanero.com.ar/2003/04/08/77/

No hay comentarios:

Publicar un comentario