viernes, 21 de enero de 2011

Muchas promesas y palabras olvidadas han sido resguardadas en este mar de decepción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario