jueves, 13 de enero de 2011

Final

Pag. 236

[En un tiempo muy breve, el ángel quedo partido en treinta pedazos y cada miembro de la chusma se apoderó de un trozo, se apartó, e impulsado por una avidez voluptuosa, lo devoró. Media hora más tarde, hasta la última fibra de Jean-Baptiste Grenouille había desaparecido de la faz de la tierra.]

Pag.237

[Cuando por fin se atrevieron, con disimulo al principio, y después con total franqueza, tuvieron que sonreír. Estaban extraordinariamente orgullosos. Por primera vez habían hecho algo por amor.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario