miércoles, 18 de agosto de 2010



¿Celos? O tal vez… ¿simplemente envidia? Palabras que deseo escuchar no llegan, las deseo y anhelo, pero aún así no me dejas tocarlas. Arrogancia de mi parte tal vez hay, al pensar que aquellas palabras si quiera existen.

Sádica soy, lo admito, al injuriarte con estas palabras infames que yo se que son solo una farsa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario