martes, 17 de septiembre de 2013

Ánima en pena

Porque al borrarte de mi alma la asfixia desapareció, pero al mismo tiempo una parte realmente valiosa se perdió. En un ánima en pena me convertí.

...

Me pregunto si el fragmento que me falta se quedó contigo, escondido entre la calidez de tus brazos sin que tu te hayas dado cuenta. Si le imploro que regrese ¿lo hará? ¿o simplemente al ser despojado de ti se fundirá en la nada?

No hay comentarios:

Publicar un comentario