miércoles, 6 de febrero de 2013

Tus colores.

Quise ver tus colores pero al final terminé pintándote, ignoré de forma arbitraria aquello que mis ojos no podían ver pero que aún así se encontraba en el lienzo. Un error inadmisible, ¿no crees?. Pasé por alto los atributos que en ti reposaban y que así mismo eran esenciales en la obra maestra de tu ser.

Tal vez eran de color carmesí o gris, no lo se con certeza pues aquellos colores que se aferran a las entrañas del alma son los más difíciles de ver. Huyen con una astucia monstruosa del espectador, sin embargo, son donde yace la clave de la alegría y la congoja.  

¿Acaso será un error sólo de mi naturaleza? No, te puedo responder con soltura. Ver el mundo como un caleidoscopio es natural de todo ser humano, se deja engañar por colores existentes solo ante su retina y que cambian cada segundo sin previo aviso.   

 

2 comentarios:

  1. El caleidoscopio del ser humano... es una forma de describir la esencia del ser, así como su estado de ánimo, su intención e incluso su naturaleza... En algunas ocasiones quienes pueden "ver" estos colores le llaman aura... Es una maravilla cuando las personas de auras similares se juntan y producen unas combinaciones impresionantes... Sería un buen regalo a la humanidad que todos pudiéramos ver el aura... sería mejor aún, que pudiéramos saber que podemos cambiar la combinación de colores de nuestro ser... ;)... quien tenga ojos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se, que maravilloso si todos pudiéramos ver el aura de las personas, pero igual si se tiene esa capacidad creo que se debe ser cuidadoso pues podemos confundir colores o incluso la persona a la que queremos ver puede camuflajearlos... Eh ahí lo interesante de las personas, siempre pueden darte una gran sorpresa :)

      Eliminar