martes, 31 de mayo de 2011

Me pregunto el por qué, pero el destino no desea darme una respuesta. Le pido una resolución y también se me es negada.

¿Acaso esté es el castigo por mi egoísmo?

En un punto fijo mi presente está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario