jueves, 26 de mayo de 2011

Me pregunto el por qué de tu ceguera en el pasado. ¿Acaso no hubiera sido mejor tu desprecio desde el comienzo?

Pero aun así, no permitiría que aquel encuentro se me fuera negado.

¿Seré acaso una idiota masoquista? No, mas bien una idiota sentimental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario