domingo, 30 de marzo de 2014

Expectativas



Incluso quien dice no esperar nada de nadie, ni de la misma vida, termina teniendo expectativas en otros en algún momento. 

Las palabras pueden esparcirse en el ambiente en segundos y ser simples mentiras, pero aún así tienen la fuerza suficiente para crearse un hogar dentro de la mente. Pueden crear simples chozas o grandes castillos, dependiendo de la habilidad  del hablante. Al final, cuando esas palabras son traicionadas por su dueño original, lo poco o mucho es destruido. Dejando finalmente escombros, que incomodarán a quien guardó las palabras, aun cuando haya sido de forma inconsciente. 

Las expectativas terminan trayendo decepción, pero aún así es del ser humano tenerlas de forma natural. Al igual que de forma natural hacemos de lado los escombros para seguir adelante.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario