lunes, 21 de marzo de 2011

¿Acaso soy una idiota?

Aún cuando tenía todo enfrente de mis ojos ni siquiera fui capaz de tocar aquello que, seguramente, quemaría mis manos pero que aún así anhelaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario