domingo, 28 de noviembre de 2010

Exécutée



Aun sabiendo la verdad, me aferre a esa piadosa mentira. La muerte venidera llegó con más fuerza y dolor del que esperaba; la verdad echada en cara y el olor de mi carne quemándose fue lo último enmarcado en mi fin inevitable.

Adieu mon cher petit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario